Mientras que antes un banco podía ayudar a una empresa poniendo a su disposición fondos en forma de un crédito en efectivo, ahora puede apoyarla financieramente mediante un compromiso llamado crédito de firma. Con esta garantía bancaria, el banco simplemente presta su firma sin desembolsar fondos. ¡Los detalles!

¿Cómo funciona el crédito de firma?

El crédito por firma es, ante todo, un compromiso de un banco con su cliente de poner a su disposición fondos o de sustituir las obligaciones firmadas por el cliente en caso de incumplimiento o impago. Lo más frecuente es que los bancos proporcionen financiación a las empresas ofreciéndoles capital en forma de crédito en efectivo. En algunos casos, el banco puede proporcionarles sus fondos en forma de compromisos, de los que se obtiene el crédito mediante la firma. De esta manera, el banco presta la calidad de su firma a su cliente profesional sin tener que soportar la carga del flujo de caja. Este tipo de crédito es una forma de garantía bancaria que sirve principalmente para: garantizar líneas de crédito, ejercer una profesión, aplazar o evitar ciertos desembolsos, reducir las condiciones de pago de los clientes y acelerar ciertas entradas de efectivo.

¿Cómo funciona el compromiso por firma?

Dado que el crédito basado en la firma es una garantía bancaria otorgada por un banco a un cliente, el banquero que concede el crédito presentará su compromiso por escrito a su cliente o a un tercero. De este modo, se comprometerá a poner a disposición fondos y a garantizar los compromisos contraídos por algunos de sus clientes con terceros, en caso de que éstos no respeten su compromiso. Además, con esta forma de crédito, el banco también puede aceptar papel comercial. En este caso, es un crédito por aceptación. Cabe señalar también que el compromiso del banquero es limitado en cantidad y alcance. Sea cual sea la situación de su cliente, el banquero no puede, bajo ninguna circunstancia, retractarse de su compromiso. En el caso de un garante, una vez que el banquero que ha puesto su firma ha aprobado sus compromisos con su cliente, se beneficiará de los derechos de un beneficiario, ya que éste se subroga en los derechos del acreedor que es el beneficiario de la garantía.

Ventajas y desventajas del crédito por firma

El crédito por firma es ventajoso tanto para el banquero como para su cliente. Sin embargo, esta garantía bancaria también tiene desventajas. En cuanto a las ventajas para el banquero, en el momento de su aplicación, este tipo de crédito evita cualquier salida de fondos así como las limitaciones en caso de supervisión del crédito. También permite el cobro de comisiones. Por último, el banquero se subroga en los derechos del acreedor beneficiario del compromiso. Y en cuanto a las desventajas, para el banquero, no sólo será difícil evaluar el riesgo, sino que también será engorroso gestionar la supervisión de los compromisos. Para los clientes, esta garantía bancaria permite en primer lugar una mejor gestión del efectivo. En segundo lugar, ayuda a reducir los costos financieros. Por último, lo más importante es que estos compromisos asumidos por el banco permiten mejorar aún más la imagen de marca de la empresa. Si estas son las ventajas del compromiso de firma con los clientes, ¿qué hay de las desventajas? El crédito por firma suele implicar el pago de una comisión, incluso si el préstamo no se utiliza. Además, la empresa en cuestión debe proporcionar regularmente al banco garantías sólidas.