Tras la crisis sufrida hace unos años por el sector inmobiliario, muchos de quienes lo componen han visto una salida en la transformación digital para mejorar sus rentabilidades. Concretamente, disponer de un crm inmobiliario les permite simplificar sus procesos y ahorrar tiempo, lo cual también supone ganar más dinero.

Ventajas para el promotor

El promotor inmobiliario puede sacar varios beneficios del uso de las nuevas tecnologías. Mediante estas, puede anunciar sus nuevas construcciones en distintos portales especializados. Pero también organizar visitas online a su piso piloto e incluso gestionar toda la documentación relativa a permisos y licencias por Internet.
Igualmente, puede estar en contacto directo con las agencias encargadas de vender sus promociones y tener datos actualizados de la labor de estas. Por ejemplo, saber cuántas personas se han interesado por las viviendas, quienes las han visitado e incluso los que han terminado comprándolas.

Beneficios de la tecnología para el agente inmobiliario

El comercializador de pisos o agente inmobiliario también puede sacar grandes ventajas del uso de las nuevas tecnologías. Igualmente, puede crear recorridos online por las viviendas que tiene en su cartera. Pero además, gracias a los avances introducidos en el sector, ahora es el propio cliente el que puede subir nuevas fotos de la vivienda que desea vender o gestionar por su cuenta las visitas.
Tal es la importancia de las nuevas tecnologías en el ámbito inmobiliario que los expertos consideran que un 92 % de los compradores usan Internet para empezar a buscar su nueva casa. Por tanto, las agencias con buena presencia digital tienen mucha ventaja respecto a quienes no se hayan modernizado.
Por todo ello, el profesional inmobiliario debe tener en cuenta tres factores a la hora de diseñar su estrategia digital que le permitirán optimizar sus resultados.
El primero es la adaptación continua a las novedades tecnológicas. El segundo, tener una buena estrategia de inbound marketing que le permita aumentar el tráfico de su web. Y, finalmente, el tercero es adaptar sus herramientas digitales a los dispositivos móviles. De esta forma, los potenciales clientes podrán consultar su página desde cualquiera de ellos.

Unlatch potencia la colaboración

Esta plataforma colaborativa es una de las más útiles tanto para el promotor inmobiliario como para el comercializador. De hecho, nació con el objetivo de reunir en una herramienta a los dos anteriores y también a compradores y vendedores.
Al promotor le ofrece la posibilidad de gestionar las relaciones con sus clientes y de digitalizar todo el proceso de venta. Pero también dedicar un espacio a sus prescriptores para que estos puedan ver los inmuebles que tiene en venta e incluso otro para sus clientes, donde podrán acceder a sus documentos.
Respecto al comercializador, Unlatch le permite optimizar la gestión de sus leads hasta convertirlos en clientes. En la plataforma puede acelerar los trámites documentales y colaborar con otros protagonistas del sector inmobiliario.
Pero, además, cuenta con una herramienta de business intelligence que le ayuda a seguir la labor de sus vendedores en el día a día optimizando la rentabilidad de estos.
En conclusión, lo digital ha llegado con fuerza al mundo inmobiliario. Los profesionales de este sector han visto en las nuevas tecnologías una forma de simplificar su trabajo, pero, sobre todo, una manera de optimizar sus beneficios.