Los bancos en línea y los neobancos son ambos bancos digitales. A diferencia de los bancos en línea, que suelen estar respaldados por un banco tradicional, los neobancos no están vinculados a ningún otro banco. Para saber si el neobanking es una solución ideal para una empresa, primero hay que ver las ventajas y desventajas que puede traer a una empresa.

Definición de un neobanco

El neobanco es un banco digital cuya creación de cuentas se hace en línea, como en https://www.bank4pro.es/. No sólo no exige la prueba de ingresos como exigen otros bancos, sino que también ofrece una solución novedosa para las personas a las que se les prohíbe la actividad bancaria y para los jóvenes autónomos que no necesitan créditos.
Incluso si los nuevos bancos no tienen cajeros automáticos, los titulares de las cuentas pueden retirar fácilmente el dinero mediante tarjetas de pago (débito) de los cajeros automáticos.
Como los neobancos son instituciones financieras en línea que no están vinculadas a los bancos tradicionales, a menudo se encuentran con lagunas en sus servicios.

Ventajas de un neobanco para una empresa

– El neobanco es más accesible para las empresas que desean trabajar a nivel internacional porque ofrece tarifas muy competitivas y costos más bajos en comparación con otros bancos.
– No se requiere ninguna prueba de ingresos u otros documentos de apoyo para crear una cuenta, sólo basta con el documento de identidad.
– No hay necesidad de viajar desde la creación de su cuenta hasta su gestión. Todo se hace en línea a través de una plataforma o un sitio con una simplicidad asombrosa.
– Sus ofertas y servicios están clasificados como los más baratos de Europa y otros lugares. Por ejemplo, el tipo de cambio interbancario se suele aplicar sin comisiones de conversión cuando se trata de una transacción internacional.

Desventajas de un neobanco para una empresa

– Las ofertas y servicios de los neobancos son muy limitadas en comparación con los bancos tradicionales. No ofrecen créditos y no pueden permitir sobregiros.
– El neobanco no permite ningún servicio financiero, es decir, inversión de dinero, crédito inmobiliario, cuentas de ahorro e incluso la jubilación.
– Como todas las transacciones y operaciones se realizan en línea, la empresa no podrá hacer depósitos en efectivo y/o cheques.
– La gestión de la cuenta está totalmente desmaterializada, todo se hace a través de la aplicación o el sitio de su neobanco. Además, el servicio de atención al cliente se reduce a una simple charla o una llamada.